Lo que aún no había vivido

Hoy llueve en Varanasi, para el día a día en el trabajo a mi me afecta poco, pero el salir a la calle es toda una odisea. Los callejones están completamente cubiertos de una fina capa de barro que mezclada con la caca de las vacas, resbala peligrosamente. Es peor que andar con las calles nevadas.

A parte de estas cosas objetivas que puedo contar, este tiempo así me hace pensar en los monzones (los que yo no viví) y la gente que tiene que vivir en los slums. Con esta barrimierda pringándolo todo. De verdad no os podéis hacer una idea de lo que es esto, y sólo pensar en un buen sistema de alcantarillado, un sistema básico de drenaje, algo que hiciera que estas calles no se conviertan en este lodazal, que convierte a esta ciudad en una pocilga.

Pero aún así, hoy es un día excepcional, me alegro de estar viviendo esta experiencia, a lo mejor, con el tiempo me alegro y todo del par de resbalones que han estado a punto de dar conmigo de culo en la calle principal, sí entre mierda de vaca y cáscaras de plátano. ¡Hubiese sido todo un gusto!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *